Historia de La Fuente a través de fotos, articulos y gráfica.

viernes, 15 de junio de 2012


La Fuente vuelve a brotar por Pablo Vázquez para la sección Música al Día en el Diario Popular, domingo 13 de agosto de 2000. Buenos Aires.

El arte y la resistencia solían vivir escondidos en la época de la dictadura. Y La Fuente era uno de esos grupos que colaba de contrabando su música en los resquicios underground. La banda animaba furtivas fiestas populares que terminaban irremediablemente con la gente bailando huaynos y murgas. Aires folklóricos, baladas y ritmos  transmitían palabras poéticas pero comprometidas que hablaban, por ejemplo, de los desaparecidos con la certera metáfora de las vacas que van al matadero.
La Fuente dejó de brotar ya en la democracia, dejando dos discos, uno del 78 y otro del 83 muy difíciles de conseguir. Pero ahora las aguas comienzan a moverse de nuevo: el grupo de Coco Romero y Uki Tolosa se vuelve a juntar, en principio para dos recitales en el Teatro de la Flor (Acuña de Figueroa 330) el viernes y sábado próximos a partir de las 21. La yapa es el anuncio de la re edición de las dos placas en formato CD con temas como la canción de amor “Dame algo de tu polen”, “La vaca soñada” (la mencionada metáfora sobre los desaparecidos), “La verdad siempre vive escondida” (acerca de la censura y la represión), “Los duendes peregrinos” (pintura de los chicos que reparten estampitas en los trenes), “Donde fueron los murgueros” (con los Funebreros de San Martín) o “Réquiem a la civilización incaica” (historia de la destrucción ejecutada en la conquista al continente).
La banda que completan Andy Grismsditch y Onfel Brun germinó en la Mutual de Estudiantes de Bellas Artes (MEEBA), donde hicieron los primeros recitales. Era frecuente que por allí pasaran personajes como Horacio Fontova, El “Redondo” Skay Beilison o Jorge Durietz, el Pedro de Pedro y Pablo. Es la magia de aquellas noches la que ahora vuelve con el propósito de recuperar, como indica Romero, “la alegría fogueada en la oscuridad”.