Historia de La Fuente a través de fotos, articulos y gráfica.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Afiche de la inolvidable polvadera del 2 de enero de 1982.


Programa del Festival para la revista Pan Caliente. Enero de 1982.


Ese día durante la actuación de La Fuente el público armo un baile improvisado en medio de la cancha del Club Excursionista del bajo Belgrano, se elevo una polvareda inolvidable mientras sonaba El Huanyto. Cantábamos y bailabamos mientras tanto un camión militar rondaba el lugar.
Diseño y dibujo: Resorte Hornos.

La Fuente en un afiche producido por Marrero.


Coco Romero




Onfel Brun




Andi Grimsditch


Uki Tolosa




Una de las actividades organizada por La Virgen del Buen Viaje.

Recorte de Onfel, el 4 y 5 de diciembre del 81, fuimos a Córdoba a tocar a Tonos y Toneles, lugar del Tito Acevedo. Creo que la salida fue espontánea fue en ese viaje.

El 27 de noviembre a 5 cuadras de Puente La Noria 1981, a beneficio de las necesidades de

la zona.

Despidiendo el año en el Centro Cultural Congreso de Don Parra.

Dibujos Resorte Hornos.


15 de diciembre del 81. Centro Cultural la Posta de Morón.


El primero de La Fuente y versiones.

Tapa del casette de la nueva edición del primer disco de La Fuente, agregamos como
parte de la propuesta "Todos juntos" de Los Jaivas, salió editado por INTERDISC.
También cambiamos la carátula. Imagen cedida por Edy Rodriguez.


Gloria Guerrero y su comentario publicado en la sección Los Rayados de Humor.
Revista Humor, 1981.
Con su peculiar fusión de las baladas de aire medieval con los ritmos del norte argentino. La Fuente ha logrado que los huaynos tengan sabor a Romeo y Julieta, y que las melodías de los trovadores suenen asombrosamente bien con zampoña y charango. Sus presentaciones en vivo llegan a un clima casi irreal en lo que no queda bien definido si son juglares, o indios, o ambas cosas a la vez. Y para su legión de admiradores –cada vez más nutrida- este álbum grabado en forma independiente en los estudios MIA será una buena forma de conservar en casa la magia que La Fuente reparte a manos llenas en sus conciertos.
Aquí brillas “La verdad siempre vive escondida” (el huaynito que cantamos hasta quedar afónicos), el estremecedor “réquiem a la civilización incaica” y el conocido “Dame algo de tu polen”. Entre otros temas, se destaca “De este valle viejo”, una conmovedora composición de Andy que es una maravilla de arreglos e imágenes.
La mezcla es regular y –el precio de la experiencia- algunas fallas ocasionales de afinación o súbitas entradas de flauta traversa opacando as voces, no permiten un “10” en este aspecto. Pero la ya de por sí arriesgada producción independiente quita peso a estas pequeñas manchas. La Fuente tiene talento, poesías excelentes, buenos músicos, y largos años de venirla peleando.
El disco puede encargarse escribiendo a Vicente López y Planes 674 (1636), La Lucila, Buenos Aires.
Los que por primera vez escuchan hablar de La Fuente, prueben su dedicación, sus letras y su ternura sin límites merecen todo nuestro respeto.


El 12 de diciembre organizado por la Asociación Albergues para la Juventud




Homenaje a John Lennon el 11 de diciembre de 1981.


Se realizó desde el lunes 7 al 11 de diciembre.
Hubo exposición de dibujos y pinturas.

Ficha técnica del primer disco de La Fuente. Octubre 1981.

LP: “La Fuente”
Ficha técnica
Integrantes
Gualberto Elio Romero (Coco): guitarra, bajo, armónica y voz.
Armando Federico Tolosa (Uki): guitarra, cavaquinho, guitarra de 12 cuerdas y voz.
Andrés Grimsditch (Andy): flautas, piano, mandolín, guitarra y voz.
Ricardo Brun (Onfel): tumbadora, bongó, batería, tabla, glockenspiel y accesorios.
Músicos invitados
Rosendo Martínez: zampoña y quena.
Julio Díaz: charango.
Daniel Oíl: armonio.
Daniel Melingo: clarinete.
Horacio Wainhaus: violoncelo
Grabación: Estudio TUBAL S.R.L.
Técnico de grabación: Daniel Curto.
Corte: Efraín Romero.
Foto de tapa: Bobby Curto
Diseño gráfico e ilustración: Eduardo Sanz (Resorte).
Producción y edición: La Fuente.
Colaboradores: Jimmy McKern, Lito Setton y “Petro” Pereira.

Lado A
Oh, amigos quiero estar con ustedes. 3.31” (G. Romero).
Dame algo de tu polen. 5.12” (A. Tolosa).
Canto al cielo. 5.03” (A. Tolosa).
Mundos paralelos. 4.05” (G. Romero).
Que viva nuestra esperanza. 4.13” (G. Romero).

Lado B
La floresta de Tijuca. 3.10” (A. Grimsditch).
De este valle viejo. 5.10” (A. Grimsditch).
Réquiem a la Civilización Incaica. 8.15” (G. Romero - A. Tolosa).
La verdad siempre vive escondida. (Huaynito) 5.12”.
Todos los temas son compuestos y arreglados por “La Fuente”.
Vaya nuestro agradecimiento a la familia Vitale y a toda la gente, amigos y colaboradores que nos dieron fuerza para seguir adelante, y que directa o indirectamente posibilitaron con voluntad desinteresada realización de este trabajo.
Disco fonográfico. Industria. Argentina.
Ciclo 3 - serie canto popular - CP 510.
Todos los derechos reservados. Distribuido por La Fuente - Octubre 1981 - Rep. Argentina.

jueves, 25 de noviembre de 2010

domingo, 21 de noviembre de 2010

sábado, 20 de noviembre de 2010

Artículo de Alberto Silva para la revista Pan caliente.

La Fuente
Fresca, cristalina, sin cloro.

Alberto Silva revista Pan Caliente, octubre 1981: 41

Un lunes siempre es lunes, pero hay días y días. El que nos ocupa tienen connotaciones muy peculiares, porque ese primer día de la semana era 21 de septiembre y mucha gente se había reunido tras la música ya en Ezeiza, ya en el Luna Park. Sin embargo un nutrido contingente se dio cita en el teatro Lasalle para escuchar, por que no decirlo, apoyar a La Fuente.
El recital dividido en dos partes: Nosotros no pudimos escuchar, sobre todo los textos que propusieron Coco, Andrés, Uki y Onfel, en la primera parte en su “totalidad”, porque hasta nuestra ubicación en la sala el sonido no llegaba en forma clara. De todas formas la distorsión no fue impedimento, para que nos impresionaran temas como “Zambita”, “El vendedor profesional”, “Candombe del estuario”. No nos ocurrió lo mismo con “Dame algo de tu polen” que no obstante recibió nutridas muestras de adhesión del público. Lamentablemente en este caso, no pudimos escucharlo como hubiésemos deseado, por eso sería injusto abrir un juicio definitivo en contra de esta composición, que nos pareció ( hechas las salvedades) floja con respecto a las otras.
Realmente, la propuesta de estos jóvenes músicos es por demás acertada. Incursionan, sin complejos y con solvencia, por una variada gama de ritmos, con destreza. El trabajo en grupo como tal, es parejo.
“Palmo a palmo/ recorriendo la región/ la fe de ustedes / regó nuestras raíces,/ el silencio del invierno/ brotó en la primavera/ y un halo de esperanza/ envuelve la canción”, decía La Fuente en forma impresa en el programa, y sin lugar a dudas ése 21 de septiembre el largo silencio del invierno quedó atrás brotando una verdadera primavera musical.
Ese clima se mantuvo a lo largo de la noche. Estuvo en el efectivo bajo y la “colorida” guitarra de Coco, que con su voz atravesó diferentes espacios musicales en forma clara y con un gran poder de comunicación. Estuvo con Uki, que le pega duro a la guitarra y no se queda atrás con el canto, a pesar de que en algunos momentos, nos pareció, que abusaba de “tics” timbricos. En Andrés que salta de la guitarra a la flauta, y de ésta al piano con verdaderas muestras de conocimiento y que cuando aparece su voz, ésta “pide” incursionar en mayor cantidad de temas, y en Onfel con su notable trabajo en percusión que trasunta potencia y equilibrio.
También brotó esa primavera en los textos de La Fuente, que son revitalizadores, directos, que saben a donde apuntan y disparan certeros dardos de contagiosa alegría- verdad- lirismo. Esta constante es uno de los sólidos puntales del grupo, más allá de alguno me dio la fugaz impresión de ser algo ingenuo.
En la segunda parte se fueron incorporando los artistas invitados. “En la nube del tiempo” se ensambló perfectamente Daniel Melingo (clarinete). “Dos viejos gñu se encuentran, una delirante composición, dio paso a “Opera popular”, feliz humorada musical a cargo de Andrés, donde participó todo el público, quedando perfectamente integrada al resto del espectáculo. Y este es otro mérito de La Fuente, que pueden saltar del humor a un candombe o a una armonía hindú, de éste a una armonía andina sin sonar nada contradictorio e hilvanándose todo en una feliz continuidad.
“El mundo paralelo”, está basado en una plausible y meritoria idea pero no logra desarrollar el tema con la profundidad y riqueza que la intención primaria sugiere.
“Donde fueron los murgueros” es, ni más ni menos que la increíble hazaña de darle vida a esa institución popular, que hoy por hoy, en Buenos Aires, lamentablemente parece una pieza arqueológica.
Notable trabajo grupal en este tema donde Coco “se pasa” con su murguera voz. A esta altura del recital, y terminando este pegadizo “cuplé”, el clima festivo era generalizado.
“El valle viejo”, esta vez con la participación de otro muy buen músico invitado Daniel Oil (armonio), fue el preámbulo para las interpretaciones programadas, todas ellas de gran nivel: “Réquiem a la civilización incaica” con Rosendo Martínez (zampoña y quena), “La vaca soñada” con una ácida letra y “El ave Fénix”, donde se sumó un joven avezado charanguista: Julio Díaz.
Pero, se descontaba que la noche no podía terminar aún... Y aparecieron mas notas del altiplano, una gran “diablada” y “casamiento de negros” de Violeta Parra ( que popularizara Milton Nascimento), todo en medio de una alegría que subía y bajaba desde las plateas al escenario y viceversa. Pese a reiterados, ruidosos y bullangueros pedidos de que todo continuara, el recital había llegado a su fin. La Fuente, volvió a demostrar que es uno de los grupos con mejores idea, logros y propuestas de estos últimos tiempos.
Su mensaje sigue generando una auténtica fuente de comunicación. Una vez más, y pese a todo, la música que nos pertenece, le hizo una gambeta a la chatura masificante que se piensa invencible. ♫

Parte interna del programa.




Programa del Lasalle. Resorte Hornos.




Tapa

y contra

tapa.

Los volantes de mano.




Primavera del 81. Teatro Lasalle.


Volantes de mano y afiches: Resorte Hornos.

Por fin graba La Fuente.Revista El Expreso Imaginario.


Coco Romero y Uki Tolosa en un techo de San Telmo, casa donde Resorte tenía su taller.

Rosendo Martínez músico invitado de La Fuente.


Rosendo músico jujeño que participó como quenista en las presentaciones del grupo.

Crónica de Albóndiga Press.


Mes de julio esperado, volvemos.


Dibujo Resorte Hornos.
“La Fuente” reconociendo nuestra identidad”.
Por Mauricio Clansig. Revista Bronca, número 2. Septiembre, 1981.

En momentos de escribir este artículo, aún resuenan en mi mente -mucho más allá- las hermosas sensaciones provocadas por la música de “La Fuente”. A pesar del cansancio físico resultante de un día tan ajetreado como cualquier otro, no puedo resistirme a la necesidad de transmitir (si es posible) la fiesta popular finalizada hace un par de horas
(26/ 7/ 81) en el Centro Cultural Congreso.
Coco, Uki, Andi, Onfel y Julito cantaron y tocaron como nuca. Y esta no es una simple afirmación subjetiva. Todos los que allí estuvimos fuimos testigos; es más fuimos partícipes de la impresionante fuerza poética, musical y temática de que son capaces los músicos argentinos comprometidos con ele Studio y el trabajo- fuentes de la esperanza- que construyen el futuro que merecen nuestros niños.
Pronto tuvimos la certeza de asistir no sólo a un espectáculo musical, sino expresión viviente de la cultura a través de canciones, bagualas, zambas, takiraris, huaynos y baladas que nos hablaban (con todos los lenguajes posibles) del pasado, el presente, el futuro, el amor, la vida y la muerte. Todas cosas sin importancia…
Entonces, resonaron los acordes de “Los hermanos” de Don Atahualpa Yupanqui y todas nuestras voces expresándose a través de la vibrante voz de Coco: “Yo tengo tantos hermanos/ que no los puedo contar/ y una hermana muy hermosa/ que se llama libertad”.
La emoción fue creciendo más y más con “Que viva nuestra esperanza”, “Plantita de alelí” y “Donde fueron los murgueros”; para terminar la primera parte con un lamento: “Mundos paralelos” (léase “La argentina secreta” Monseñor Zazpe). Y eso fue demasiado. La energía de esas voces, que se entrelazan con la más perfecta armonía –dibujando imágenes de la desolación de nuestro pueblo- nos retorcieron el corazón y un brillo acongojado asomó en las miradas…
Luego de un pequeño intervalo (para tomar unos vinos), la intimidad creció y la voz suave de Andi nos paseó por los pueblitos del interior y pudimos ver como “sentado fuera de sus casas/ los hombres toman mate/ y presienten no estar solos”; para vibrar luego de admiración el antiguo pueblo quechua, con una canción litúrgica de la Rioja (Virgen Copacabana).
Un bello poema nos acercó la experiencia vivida por Andi con una visita a El Bolsón y, finalmente… “La Fuente” –con todo su caudal_ inundó el ambiente:
“Oh amigos quiero estar con ustedes/ en el borde de este carrusel/ con todos los que crean/ que tirando saldremos de él…” brotó la copla con la misma fuerza de aquel lejano 1978, cuando tuve la oportunidad de conocerlos en Obras y seguirlos (cuando el mango alcanzaba) a todo lugar en que se presentaban. Porque conmueven al más duro con su “Réquiem a la civilización incaica”; alegran al más golpeado con La canción del operario” y alertan a todos ciegos: “Vamos, vamos no hay tiempo/ de descansa aquí…” porque “La verdad siempre vive escondida/ como la liebre en matorral…” Y quién la busca separando la sarta de mentiras que la ocultan, ya la posee; su vida es útil a la comunidad; su alma es como una fuente a través de la cuál fluye la historia.

En el primero de mayo del 81, el clásico MEEBA.


Algo de folklore con amigos. Dibujo del volante: Resorte Hornos.

El 81 de La Fuente


El Centro Cultural Congreso abrió sus puertas a la música aquel año, con La Fuente tuvimos un parate de unos meses, despues de los acomodamientos necesarios nos presentábamos con propuestas solistas, mientras tanto maduraba el primer trabajo discográfico.
Todos los domingos de abril, había música.
Dibujo del afiche Resorte Hornos.

Andi y Uki improvisando.




Uki, Andi y Coco cantando.


Uki y Onfel.




Andi y Coco.




Programa de Lanus interior.

Canto al cielo de UKi Tolosa

Soltaré a volar
este canto mío
como mi destino
barrilete rebelde que se va

Andará sobre el mar
o en el cielo mismo
por los mil caminos
hilando su propia libertad.

Cuando recibas la luz
cercana del sol
tal vez se recargue
de fuerza para volver
y para traer
lo que le pido
de mi camino
y el canto mío
se vuelve trino.

Soledad hoy vendrás
a cantar con migo
y seré tu amigo,
en mi vientre te guardaré un lugar
sin temor a perder
este canto mío
que se vuelve niño
en la fuente de mi alma y de mi sed

Un día retornará
después de vagar
con vuelo crecido
para luego desbordar
su rico caudal
donde le pido
de mi camino
y el canto mío se vuelve trino.

Programa de mano de la presentación en Lanús.



Diseño del programa de mano Daniel Garcia.

9 noviembre del 80 en Lanús.



Recital organizado por la revista perteneciente al movimiento alternativo de entonces: Murmullo Creciente. Dibujo: Sala de espera de Resorte Hornos.

15 de agosto en Quilmes.

Al día siguiente en la plaza de San Isidro.


Volante dibujado por Daniel García. Domingo 3 de agosto del 80.
Con la letras de La floresta de Tijuca, tema de Andi.